dimarts, 28 d’octubre de 2014

Josep Miquel Moya llegirà 'El pañuelo' de "Primera soledad"

Estabas toda blanca, terriblemente blanca.
Aún más que el alabastro. Más blanca que la sábana.
Recuerdo tus mejillas, tu boquita rosada...
Te tendieron despacio encima de la cama.
Te ataron un pañuelo en torno de la cara.
Estabas toda blanca, terriblemente blanca.
Los ojitos cerrados y la boca cerrada.
Y ya no te movías encima de la cama...
Lloraba todo el mundo, se arañaba la cara.
Y estabas toda blanca, terriblemente blanca.
Recuerdo: eran las cinco y diez de la mañana.
Te tendieron encima de la revuelta cama.
Se llenaba de gritos y lágrimas la casa.
Y nada, nena mía, nada te despertaba.
Y tu toquilla azul aún estaba sudada.
Y estabas toda blanca, terriblemente blanca..
Te pusieron encima de la revuelta cama.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada